I El Caballero Baucens

1

Representa al hombre consciente ya iniciado en la espiritualidad y en el conocimiento de sí en este momento de cambio para la humanidad. Él debe armonizar y dominar las fuerzas en provecho de toda la humanidad. Representa la expresión del conocimiento de las leyes universales.

Nos muestra el camino del compromiso, de cómo el hacerlo marca y moviliza nuestro ser de forma indeleble, comprometiendo la totalidad de nosotros mismos, nuestro yo físico, nuestro mi psíquico y nuestro sí espiritual. El compromiso solo se puede realizar en pleno conocimiento, es decir, es un trabajo alquímico de conciencia.

Ampliando nuestra visión pode decir que el Sol es el sí de la Tierra, el sí del espíritu que anima el planeta. El compromiso de la Tierra es hacer remontar las energías del núcleo hasta el Sol por sus diferentes reinos, mineral, vegetal, animal y humano, recogiendo así todas los aprendizajes y las experiencias de vida de cada uno de los seres que la habitan.

El compromiso nutre la figura geométrica, que es la proyección en los planos sutiles del conjunto de obras que hemos realizado en la Tierra. Cada uno posee su propia figura geométrica en base a los que ha construido durante su vida. Si no nos comprometemos en nada en la vida no crearemos nada en nuestra figura geométrica y no tendremos carburante para la vuelta al Uno, el regreso a casa, la Unidad con el Creador y la Eternidad.